more_horiz

Rezando con las Preferencias

Bienvenidos a una serie de guías cortas diseñadas para aquellos que desean profundizar en el viaje de renovación ofrecido por nuestras nuevas Preferencias Apostólicas Universales. Cada guía ofrece una breve selección tomada de una sección de la carta del P. General sobre las Preferencias. Estos extractos están destinados a ser leídos y ponderados contemplativamente en conjunto con los textos de las Escrituras y de nuestras congregaciones recientes. Después de cada selección, se proporcionan preguntas como ayuda para la oración personal y la conversación espiritual comunitaria. La esperanza es que estas guías puedan servir como primer paso para inspirar a los individuos y a las comunidades a escuchar al Espíritu en su contexto local, y para comenzar a imaginar cómo podrían responder a su propia manera única al encarnar las preferencias en sus propias vidas y comunidades.

“Guiados por el Espíritu”

¿Nada hay nuevo o una llamada renovada a seguir a Cristo hoy?
Una fuerte llamada a la conversión personal, comunitaria e institucional
Peregrinos que muestran el camino hacia Dios
¿Con quién andamos en el camino?
Proclamadores de esperanza, mirando hacia el futuro
Testigos de una existencia humana reconciliada con la creación
Una condición básica para el funcionamiento de las Preferencias
 
 
 

Qué es una Preferencia Apostólica Universal

“Las Preferencias Apostólicas Universales… ante todo han sido la respuesta de la Compañía a las necesidades de la Iglesia... Han expresado y deben expresar de modo concreto, como cuerpo apostólico universal, nuestra disponibilidad para trabajar bajo la bandera de la cruz, servir al solo Señor y a la Iglesia su Esposa bajo el Romano Pontífice11. Las preferencias apostólicas nos ponen así en la tensión de buscar el bien más universal como norte de las múltiples actividades apostólicas que realiza la Compañía...

Las preferencias apostólicas universales han sido y son, por tanto, lo que indica su nombre: puntos de referencia para toda la Compañía, que la inspiran en el discernimiento en común y la planificación apostólica, a todos los niveles de nuestra vida-misión. Son, al mismo tiempo, guía para la restructuración del gobierno y el trabajo en redes entre nosotros y con otros, en la misma tarea de servir a la reconciliación.

Somos plenamente conscientes de la desproporción entre las necesidades de la humanidad a las que la Iglesia quiere atender y los recursos con los que contamos. Las preferencias nos orientan sobre cómo utilizar los recursos, evitando dispersarlos, en modo que puedan servir a la mayor gloria de Dios, como se ha intentado desde la fundación de la Compañía. Las preferencias no establecen una jerarquía de las necesidades de la humanidad o de la Iglesia sino que ponen acentos en la manera como la Compañía puede aprovechar mejor los recursos de los que dispone para servir a la misión reconciliadora de Cristo en el mundo.”

Carta del P. General Arturo Sosa, 3 de octubre de 2017