“Hombres y mujeres para los demás”P. Pedro Arrupe, S.J

Nuestras nuevas prioridades para la Educación Pre-secundaria y Secundaria son:

Redes:

1

debemos realizar nuestro potencial como red global de escuelas; colaborar no solo a nivel local, sino también a nivel regional y global, para servir mejor a nuestra misión, y a todos aquellos a quienes sirven nuestras escuelas.

Educación de calidad para los pobres y marginados:

2

queremos seguir ofreciendo educación de calidad a los más pobres y marginados, en los entornos más difíciles de nuestro tiempo. La Compañía participa activamente en nuevos modelos como: Fe y Alegría en América Latina, África y Europa; las escuelas Cristo Rey y Nativity en América del Norte, y Educación del JRS en muchos campamentos de refugiados en todo el mundo.

Identidad e inclusión:

3

para ofrecer una verdadera educación jesuita, nuestras escuelas deben estar arraigadas en las tradiciones pedagógicas y espirituales ignacianas. Sin embargo, la nuestra es una tradición que celebra y acoge a la amplia diversidad de personas a las que servimos en nuestras escuelas.

Reconciliación:

4

invitamos a nuestras comunidades a participar activamente en la misión jesuita de reconciliación con Dios, con la humanidad y con la creación. Nuestro objetivo es ofrecer una experiencia transformadora, que pueda sanar nuestro mundo herido, y brindar justicia y paz a nuestras sociedades.

Renovación e innovación:

5

nuestra Tradición nos llama a discernir constantemente los nuevos signos de los tiempos, y a responder a ellos de manera creativa, a través de la constante renovación e innovación de los modelos pedagógicos y educativos que utilizamos.

Formación espiritual transformadora:

6

la educación de los jesuitas está basada en la experiencia espiritual que transformó a Ignacio de Loyola. Estamos convencidos de que esta experiencia ofrece ideas poderosas, relacionadas con los anhelos más profundos del corazón humano. Deseamos compartir este don con nuestras comunidades.

Ciudadanía global:

7

al comprometernos a formar estudiantes que piensan y actúan tanto a nivel local como global, queremos enfatizar y preparar a los estudiantes para los nuevos desafíos y oportunidades que les esperan en nuestro mundo.

Excelencia Humana:

8

debemos aceptar nuestra sólida tradición de excelencia académica, en el marco de excelencia humana que guía nuestro esfuerzo. Nuestro objetivo es formar hombres y mujeres con conciencia, compasión, competencia y compromiso. En pocas palabras, nuestro objetivo es formar hombres y mujeres para los demás y con los demás.