SAFA: escuelas conectadas con el mundo

Nov 21 , 2019 Historias

20.000 alumnos, 1.500 profesores, 26 centros de formación: estas son cifras que pueden sorprender. La verdad es que se sabe poco fuera de España de esta red educativa jesuita: las Escuelas Profesionales Sagrada Familia. El Padre General tuvo la oportunidad de interesarse en ellas durante su reciente visita a Andalucía. Le pedimos al actual director, el P. Enrique Gómez-Puig Gómez, que nos hablara de este proyecto. Lo hizo con convicción, como se puede leer.

Las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) nacen de la intuición del jesuita Rafael Villoslada y del espíritu de colaboración entre la Compañía de Jesús y seglares para atender las necesidades educativas y sociales de una población rural golpeada por la guerra civil en el sur de España a mediados del siglo pasado.

El compromiso de atender a todos por igual, con especial dedicación a los más vulnerables; el anhelo de educar a los jóvenes como camino para trazar un futuro esperanzador, dotándolos de un oficio; y la visión de preparar a los maestros para cuidar la mejor formación posible, han sido las bases de este proyecto educativo que nació hace más de 75 años en Andalucía.

Este espíritu perdura hoy en la extensa red formada por 26 centros educativos y un Centro Universitario de Magisterio. Más de 20.000 alumnos de todas las etapas educativas, desde Educación infantil hasta universitarios y jóvenes de Formación Profesional aprenden y participan de la vida de los colegios acompañados por cerca de 1.500 educadores en su proceso de crecimiento personal para desarrollar un proyecto de vida libre y comprometida con los retos que se nos plantean hoy.

Las Preferencias Apostólicas Universales nos marcan un horizonte en el que desarrollar nuestra tarea educativa. Caminar junto a los pobres, las personas excluidas y marginadas es hoy una exigencia presente en nuestra sociedad.

La red de centros SAFA ha crecido aglutinando realidades muy diversas que la enriquecen globalmente. El trabajo cotidiano de los maestros se desarrolla en ámbitos muy distintos: entornos rurales y barrios con contextos de gran dificultad, centros escolares multiculturales; también con alumnos muy diferentes, atendiendo a sus inteligencias, capacidades y necesidades personales a través de una educación inclusiva donde caben muchas formas de aprender y enseñar.

Nuestros centros aspiran a fortalecer en la comunidad educativa el compromiso por la justicia que brota de la fe y del humanismo cristiano. Trabajamos desde las aulas para promover una cultura de la solidaridad orientada al desarrollo humano y sostenible, con proyectos de emprendimiento social que den respuesta a las necesidades detectadas en el entorno más inmediato, fomentando la capacidad crítica y la creatividad de nuestro alumnado.

Hemos incorporado el cuidado de la Casa Común en la vida de la escuela, con iniciativas concretas que mejoran nuestro entorno y nos invitan a reflexionar sobre modos de hacer y estar, incorporando la defensa de la Tierra en la vivencia de nuestra fe y nuestra misión.

Acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador supone ofrecerles una formación integral e innovadora que responda a sus necesidades y capacidades, y hacerlo a través de experiencias que les permitan convertirse en agentes de transformación social a través del análisis de las desigualdades existentes y el compromiso para erradicar situaciones de injusticia social.

Desde sus orígenes, la Fundación SAFA ha tenido un marcado carácter profesional impartiendo enseñanzas dirigidas al aprendizaje y el desempeño de distintos oficios y hoy cuenta con una amplia oferta vinculada al desarrollo económico del territorio. Una Formación Profesional dinámica e innovadora, con nuevas modalidades como la Formación Profesional Dual y la Formación Profesional a distancia orientadas a ámbitos económicos estratégicos.

Todo ello nos enriquece y nos permite aprender día a día en la apasionante tarea de acompañar a nuestros alumnos en la búsqueda de su proyecto de vida y del encuentro con Dios.

 

Etiquetas: Educación