Música que tiende puentes

Jun 26 , 2019 Historias

Viena es universalmente conocida como una ciudad de la música, especialmente de la música clásica de origen europeo. Los jesuitas participan activamente en este rico patrimonio cultural, especialmente en su iglesia del centro de la ciudad, la Jesuitenkirche. En la “misa solemne” del domingo por la mañana, un coro polifónico de 80 voces y una orquesta sinfónica de más de 50 músicos participan en la celebración. Este fue el caso de la misa presidida por el Padre General el domingo 23 de junio.

La iglesia también tiene uno de los mejores órganos de la ciudad y, junto con el organista titular, Roman Hauser, contribuye a la actividad pastoral reuniendo a personas de orígenes muy diversos a través de la música. “La hora dorada” (Goldene Stunde), una serie de conciertos de órgano el domingo por la noche, juegan este papel. Esto es lo que su iniciador, el Sr. Hauser, tiene que decir al respecto.

“El Goldene Stunde se centra en un repertorio romántico y contemporáneo. Como hay una gran variedad y un gran tesoro de música de órgano de gran interés, pero poco conocido, tuvimos el sueño de crear una plataforma para presentar este repertorio en el magnífico entorno de la Iglesia de los jesuitas de Viena.

El tipo de instrumento y sus posibilidades técnicas son únicas en todo el país. Así que la serie Goldene Stunde es una de las partes centrales de la vida artística y musical. Invitamos a muchos organistas nacionales e internacionales que puedan compartir su experiencia con el público.

Debe recordarse que la gran mayoría del repertorio de órganos se ha compuesto o se compone en un contexto religioso. Durante los dos últimos siglos de creación, han surgido una gran variedad de expresiones musicales. Esta es la base de la experiencia que ofrecemos, momentos preciosos, en uno de los ambientes barrocos más llamativos de Viena.

Desde el comienzo de la Goldene Stunde, nuestro público ha estado formado por personas de muy diversos orígenes culturales, étnicos y sociales. La música es un lenguaje intercultural que puede ser entendido en todo el mundo. Una selección juiciosa de piezas y artistas permite la construcción de puentes de una manera muy especial, gracias a la música. Estamos felices y orgullosos de ser parte de este movimiento en nuestra hermosa iglesia.”

Dos regalos: Escuchen dos improvisaciones del organista Roman Hausen:

- Meditación
- Grandeza

Mira el álbum de fotos de la misa presidida por el P. Arturo Sosa en la Jesuitenkirche de Viena.

 

Etiquetas: